:)
Twitter
LinkedIn
Instagram
Email
:)
Twitter
LinkedIn
Instagram
Email

¿Cómo dirigirme a mi público?

Crear un usuario ficticio no es tarea fácil.
Son muchos los pasos que tienes que seguir para poder hacerle un examen exhaustivo.

Lo primero que tienes que hacer es definir tu público objetivo.

Piensa en qué clase de negocio tienes y que clase de personas te contratarían.

Un bar, por ejemplo, puede atraer a distintos tipos de usuarios. Si es un bar de barrio, ira gente más mayor, y si un bar del centro irá gente más joven.Pongámonos en el caso en el que fuese un restaurante de barrio en el que su especialidad son las hamburguesas. Pues seguramente vayan jóvenes y adultos, pero no gente mayor.
Yo diría que estará entre lo 20 – 55 años. Es una edad orientativa. No hace falta que sea exacta.

Cuando tengamos definido nuestro público, deberemos escoger a uno de ellos e inventártela.
Define sus gustos, sus aficiones, lo que le gusta y lo que no.

 

Haz un mapa de empatía.
Qué piensa de ti, qué dice de ti, qué escucha, qué hace y qué ve de ti.

Puedes elegir un usuario que sea muy habitual en tu negocio, o un usuario que no sea tan habitual para dirigirte a cuantas más personas mejor. No es importante la exactitud de la fecha, pero sí que lo es el hecho de que definas a tu publico con cuantos más detalles mejor.

 

Una vez te quede claro quién es tu usuario y tu público, toca hacer el journey map. Mi parte favorita.

Consiste en contar el antes, durante y después de tu usuario a la hora de conocer la marca.
Por ejemplo, un mini journey map, sería.

ANTES: María se levanta, escucha el anuncio en la radio, va a trabajar, ve un cartel en la autovía. Llega al trabajo, sus compañeros le hablan de ese negocio y al llegar a casa y ver las redes sociales mientras descansa, ve el producto.

DURANTE: María se mete en la página web. Observa que ese producto tiene numerosos comentarios positivos. Ve varios tutoriales que le interesan, ve …

DESPUÉS: María ya ha comprado el producto y le ha llegado a casa en muy poco tiempo. Todo muy bien cuidado y hasta le llegó un e-mail con el seguimiento. Está muy contenta y lo comparte en sus redes sociales.

Una vez hecho todo el proceso. Solo queda analizarlo. Ver posibles inconvenientes o posibles detalles con los que cuidar más a nuestro usuario.

¿Cómo dirigirme a mi público?
¿Te ha gustado el contenido?
0
Sin comentarios

Publicar un comentario